La tortícolis es una molestia habitual que seguramente hayas sufrido en algún momento de tu vida. La tortícolis es una contracción muscular prolongada de los músculos del cuello, el que más sufre es

el esternocleidomastoideo. La duración de la dolencia suele ser de unas 48 horas.

 

CAUSAS

La causa mas frecuente de una tortícolis es el adoptar ciertos hábitos posturales, como dormir, estudiar o trabajar en una mala posición, hablar por teléfono sujeto con el hombro, un movimiento brusco, o incluso el estrés y la fatiga.

SÍNTOMAS

Son muy fáciles de detectar. La más obvia es el movimiento limitado y rigidez muscular en el cuello, pero también puede producir cefaleas, mareos, temblor o espasmos, incluso irradiarse hacia el brazo o la nuca.

TIPOS

* Tortícolis común: Por movimientos bruscos o malas posturas.
* Tortícolis idiopática: Se produce sin motivo.
* Tortícolis espasmódica: Producida por espasmos de la musculatura del cuello y acompañada de dolor intenso. Relacionado con el estrés, fatiga, ansiedad.
* Tortícolis congénita: Hereditaria, se nace con ello por una mala posición durante la gestación o por una lesión muscular o sanguínea del cuello.

Puedes prevenir la tortícolis evitando hacer movimientos bruscos, realizando ejercicios y estiramientos constantes, liberando tensiones, contestar al teléfono sujetándolo con la mano y por supuesto, manteniendo una buena higiene postural.

Categorías: Sin categoría

Follow by Email
Facebook
Facebook