Os cuento un poquito la historia de donde viene este tipo de masaje:

Es un arte milenario practicado en Oriente y fue introducido en Occidente en los años 50 por un ginecólogo francés, Frederick Leboyer.
Mientras paseaba por las calles de Calcuta, se quedó enamorado e impresionado de la belleza de los movimientos de una madre que estaba dando un masaje a su bebe. Aquella madre se llamaba Shantala y Frederick le pidió permiso para sacarle unas fotos de cada técnica, Shantala, asombrada de que a alguien le llamase la atención algo tan
cotidiano para ella, accedió. Descubrió los beneficios y lo introdujo en Occidente.
Con las técnicas que se aplican, se estimula el sistema nervioso central del bebé y ayuda a que se calme.

¿A que edad se puede empezar a realizar el masaje?

A partir de los 20 o 30 días de vida, en los primeros meses, le ayudara sobre todo con los gases, el estreñimiento y los típicos cólicos. Esta recomendado hasta los 18 meses, porque con esa edad son imparables, pero se puede realizar durante el tiempo que el niño se deje.
Es muy importante que se de el masaje a la misma hora, los niños se rigen por rutinas y así asociara tus movimientos, palabras, sonidos a que es la hora. Recomiendo darle un baño después del masaje, se quedara mucho mas relajado y dormirá mejor.

El masaje infantil es una manera de establecer y fortalecer vínculos de amor y comunicación entre los padres y el bebé.

A continuación, te dejo los múltiples beneficios tanto para el bebe, como para los padres o personas que lo realizan:

Para el bebé:

-Fortalece su sistema inmunológico
-Beneficia al sistema digestivo. Ayuda a calmar los cólicos
-Contribuye a desarrollar el sistema respiratorio. Equilibra los niveles de oxígeno
-Favorece el sistema circulatorio
-Potencia el desarrollo de su sistema neurológico.
-Favorece el sistema endocrino. Reduce las hormonas causantes del estrés
-Beneficia al sistema muscular. El masaje tiene un efecto relajante y tonificante de la musculatura
-Les enseña a relajarse. Facilita un sueño más largo y de mejor calidad
-Les ayuda a conocer su propio cuerpo. Facilita la integración del esquema corporal
-Contribuye a aumentar su autoestima
-Proporciona seguridad
-Estrecha los vínculos afectivos
-Fomenta la comunicación con el exterior
-Le ayuda a liberar las tensiones, tanto físicas como emocionales
-Facilita la expresión de sus sentimientos ofreciéndole soporte y contención

Para quien da el masaje:

-Ayuda a reducir las posibilidades de depresión post-parto
-Proporciona una excelente forma de comunicarse con el bebé. Permite detectar y responder eficazmente a los
mensajes no verbales del bebé. Fomenta la interacción
-Refuerza el instinto y la intuición
-Otorga autoconfianza y eleva la autoestima
-Concede un valioso tiempo centrado en sus hijos
-Compensa las ausencias de los padres y las carencias de la separación
-Ayuda a relajarse
-Representa un espacio y un tiempo de diversión muy positivos
-Desarrolla las habilidades para ayudar a sus hijos en el futuro
-Favorece la consolidación de lazos familiares. Estrecha los vínculos positivos.

Categorías: Sin categoría

Follow by Email
Facebook
Facebook